Estados Unidos se retira oficialmente del Acuerdo de París

En 2017, la administración de Trump anunció que tenía la intención de retirar a Estados Unidos del acuerdo tan pronto como fuera legalmente posible.


Estados Unidos abandonó formalmente este miércoles el Acuerdo de París sobre el clima, un año después de notificárselo a Naciones Unidas, con la carrera presidencial aún abierta entre el actual presidente, Donald Trump, y su rival demócrata, Joe Biden, de cuyo resultado dependerá un eventual regreso.

Biden prometió que reincorporaría a Estados Unidos al acuerdo si accede a la Casa Blanca pero, en caso de reelección del republicano, el esfuerzo mundial para frenar el calentamiento global tendrá que continuar sin el involucramiento de la mayor economía del mundo.

Biden propuso un plan de 1,7 billones de dólares para que EEUU llegue a un neto de cero emisiones de carbono en 2050, mientras Trump, que debilitó varias protecciones medioambientales durante su gestión, defiende la industria de los combustibles fósiles y cuestiona el cambio climático.

Si Trump logra la reelección, la lucha contra el cambio climático será responsabilidad de los estados, ciudades y empresas, cuyas iniciativas, aún sin el apoyo de la Casa Blanca, podrían permitir una reducción del 37% de las emisiones de carbono de EEUU de aquí a 2030, según un informe del grupo America's Pledge, citado por la agencia de notiias AFP.

En caso de victoria de Biden, Estados Unidos deberá notificar oficialmente a la ONU su voluntad de volver al acuerdo de París. Uno de los objetivos del Acuerdo de París, firmado en diciembre de 2015 por 195 países, incluido Estados Unidos, es limitar el alza de la temperatura global a 1,5°C respecto a la era preindustrial.

Niklas Hohne, un científico climático de la Universidad de Wageningen en Holanda y miembro de un grupo de simulación llamado Climate Action Tracker, escribió en Twitter que el plan climático de Biden por sí solo podría reducir el aumento de temperatura en el orden de 0,1°C.

"Esta elección podría ser un punto de quiebre para la política climática internacional; cada décima de grado cuenta", dijo.

-DÉJANOS TU COMENTARIO-

A %d blogueros les gusta esto: